Wednesday, May 31, 2006

Biografía de Teresa (2):los años de estrellato (1974-1977)




La aparición de la bellísima Terry en las páginas de Playmen surtió efecto muy pronto y el mundo del cine se interesó de inmediato por aquella muchacha británica. Sólo cinco meses después de su aparición en la revista, la edición italiana de Playboy daba la noticia de su participación en una película del prestigioso Alberto Lattuada. Aunque al lector español o hispanoamericano pueda resultarle desconocido este director, fue uno de los grandes autores del neorrealismo. Fue él quien lanzó al joven Federico Fellini permitiéndole codirigir con él la película "Luci dei varietà" y también descubriría a la mítica Silvana Mangano. Teresa podía, por tanto, sentirse afortunada de estar en semejante compañía en la lista de descubrimientos del realizador. Sin embargo, el cine de Lattuada se había ido adaptando al correr de los tiempos y en los setenta estaba más obsesionado con lo que en Italia se llamaban 'fanciulle in fiore' o sea, jovencitas en flor. Por eso en sus películas de estos años el argumento siempre giraba en torno a mujeres muy jóvenes a las que, en consonancia con el boom del destape, mostraba en todo su esplendor, con una mezcla explosiva de lascivia e ingenuidad. Un caso análogo sería el de Nastassja Kinski, a la que dirigiría en 1977 en "Así como eres", en un papel al que perfectamente podía haber optado también Teresa. En ambos casos la trama era enormemente morbosa y difícil de llevar a buen puerto, pero el oficio de Lattuada era tal que consiguió dotar de gran ternura a productos que a priori tenían todos los visos de ser sonrojantes e inverosímiles. Por lo general, se considera que todas estas películas no han resistido el paso del tiempo, lo que parece muy extensible a la filmografía de Teresa, muy de los setenta, pero aún así hay en ella escenas de una belleza deslumbrante que no pueden relegarse al olvido. Eso es lo que sucede con "Le farò da padre" ("Le haré de padre"), que en España se tradujo como "Padre putativo" y en el mundo anglosajón se tituló "La bambina". En otros apartados se reseñarán debidamente las películas. En ésta, Teresa interpretaba a una muchacha de dieciséis años con retraso mental, hija de una condesa interpretada por Irene Papas. Un ambicioso abogado secuestra entonces a la muchacha para chantajear a la madre, pero acaba enamorándose de la niña, que resulta ser una criatura desinhibida, que da rienda suelta a sus instintos con la libertad que le confiere su absoluta inocencia. Al evocar la pureza de la naturaleza sexual del ser humano, liberada de prejuicios culturales, religiosos y sociales, las escenas más escabrosas se convierten en un extraño canto a la vida hermosamente perturbador.
Ciertamente, el público que acudió en masa a ver la película en 1974 no fue por este motivo, pero sirvió para convertir a Teresa en estrella.
Lattuada definió a su nuevo descubrimiento como un 'animal cinematográfico'.
Probablemente en aquella época no dominaba aún el italiano, pero tampoco importó ya que su personaje no sabía hablar y no tuvo que aprenderse el papel por fonética. La única palabra que dice en toda la película es 'scopami' ('fóllame'), que el personaje del abogado le enseña a pronunciar. En sus siguientes películas en italiano Teresa sería siempre doblada, ya que a pesar de aprender la lengua de Dante era imposible disimular su fuerte acento británico.
La audacia de esta joven, casi una niña, y su espontaneidad y dulzura, calaron muy hondo en aquella sociedad en plena efervescencia del destape y Teresa siguió recibiendo ofertas. Es de suponer que el comienzo de su carrera le hizo decir adiós a la comuna de Terrasini para instalarse en Roma. A pesar de todo, y según se afirmaba en el Playboy de octubre del 79, Teresa no se implicaría en el mundillo social del cine de la época, manteniéndose alejada de las fiestas y saraos de los vips de la época. Por aquel entonces el cine italiano vivía sus últimos años de gloria, a punto de irse a pique con la llegada de los ochenta. Curiosamente, Teresa se incorporó justo en los últimos estertores de una época en la que Visconti, Fellini, Pasolini y Rosellini apuraban sus últimos trabajos memorables.
No sabemos qué ofertas rechazó por entonces la joven británica, pero dada su primera película fue atraida de inmediato a la órbita del entonces naciente cine erótico de ínfulas artísticas, por entonces considerado por ciertos sectores de la crítica como de calidad. Un ejemplo de ello fue su siguiente película, "Vicios privados, públicas virtudes" obra no de un destajista salido sino de Miklos Jancso, el realizador húngaro más destacado del momento, autor de obras maestras como "Los desesperados" o "Salmo rojo" de fuerte componenda política.
Maestro del plano-secuencia, con no poca influencia en Angelopoulos, Jancso se apuntó al carro del cine erótico intelectual y realizó "Vicios privados" en torno al supuesto asesinato del archiduque Rodolfo, en 1889, por órden de su padre, el emperador Francisco José. En la película, la amante adolescente de Rodolfo, María Vetsera, fue encarnada por Teresa. Pero Jancso tuvo la idea de que convertirla en hermafrodita, lo que hizo necesario que le pegasen un pene postizo. Una vez más, Teresa demostró que no tenía miedo a papeles que otras muchas actrices hubiesen rechazado categóricamente. La película fue presentada en Cannes a concurso en 1975, lo que da idea del prestigio de Jancso, pero no ganó nada. La justicia italiana, eso sí, la secuestró en dos ocasiones.
En la película Teresa aparece mucho pero sólo dice tres o cuatro frases y canta una canción infantil con su propia voz. Algunos momentos son cinematográficamente muy bellos y elaborados pero la película puede resultar al espectador de hoy absolutamente incomprensible.
Quizás un poco harta de papeles sin casi texto, Teresa se presentó al casting de "Salon Kitty" de Tinto Brass, por entonces muy prestigioso y autodenominado discípulo de Rosellini. Este otro producto erótico-artístico se ambientaba en la Alemania nazi, en un burdel controlado por las SS para espiar a sus oficiales. Brass no la seleccionó inicialmente, pero parece que después de una entrevista solicitada por ella logró convencerle de que era la adecuada para el papel de Margarita, la protagonista. Brass aceptó y por fin Teresa tuvo un papel con texto largo, y en inglés. Personalmente, la película no me acaba de convencer pese a lo interesante de la idea. A la censura tampoco, que le aplicó numerosos cortes haciéndole a Brass renegar de ella. Aún así, fue un éxito de taquilla y se convirtió en una película de culto, siendo una de las dos de Teresa que hoy pueden conseguirse con facilidad y que son citadas miles de veces en internet.
Brass quedó encantado con Teresa y la describía así "Era deliciosa, deliciosa, deliciosa. Muy libre, ingenua y virginal y lucía su desnudo con la misma elegancia que si llevase un traje de Jacques Cartier". Apenas se estrenó la película, en 1976, Brass se embarcó en la película "Calígula", ideada por el sobrino de Rossellini, Franco Rossellini y con guión original del novelista americano Gore Vidal. El presupuesto exigido era tan grande que se logró implicar a la revista Penthouse en el proyecto. Su propietario, Bob Guccione, aportó 17 millones de dólares. Inicialmente, "Calígula" iba a ser la primera superproducción erótica de la historia, contando con un reparto de grandes actores. El papel de Drusila, la hermana del emperador, iba a ser interpretado por María Schneider ("El último tango en París"), pero ya en pleno rodaje ésta se negó a hacer escenas de desnudos, intuyendo que la película iba a ser muy pasada de rosca... No se equivocaba, porque después del rodaje Bob Guccione despediría a Brass, realizando un montaje con insertos pornográficos, lo que sería un escándalo. La Schneider fue despedida y Brass pensó de inmediato en Teresa para reemplazarla, lo que quiere decir que trabajar con ella en "Salon Kitty" había supuesto una buena experiencia y que confiaba en su profesionalidad. Teresa se incorporó a mediados de septiembre de 1976 al rodaje (lo que por cierto, coincide con la fecha en que yo nací, el día 16. Cuando veo las primeras escenas de "Calígula", que son también las primeras de Teresa que vi, me causa una extraña sensación pensar que en esos momentos estaba naciendo yo). Las jornadas debieron ser agotadoras. El rodaje terminó en navidades de 1976. Para entonces, con cuatro películas rodadas en sólo dos años, Teresa era toda una estrella en Italia y se le conocía en otros países de Europa. En España aún estaban por estrenarse sus películas, debido a que la censura no acabó hasta ese año. Tenía por entonces 21 años y es probable que algo la hiciera recapacitar y examinar detenidamente su trayectoria: para el público no era sino un sex symbol, un objeto erótico de lujo. A pesar de su mentalidad abierta en ese sentido, se dio cuenta de que estaba cansada de aparecer más desnuda que vestida en escena y se preguntó si no tenía el talento suficiente como para actuar en películas más serias y destinada a públicos menos salidos. ¿Tuvo que ver algo con este hecho el que se casase por entonces? Ella siempre fue reservada y no reveló nada de su vida privada, pero Tinto Brass lo contó a la prensa: "pensábamos que era imposible que una criatura de aspecto tan juvenil tuviese siquiera el período, pero es evidente que sí lo tenía porque se casó muy pronto y enseguida se quedó embarazada". El cambio de trayectoria de Teresa parece responder a esa circunstancia de su matrimonio. Ignoramos con quien, pero nos aventuramos a creer que con alguien ajeno al mundo del cine. En 1977 realizó su primera película no erótica y para todos los públicos. Sorprendentemente, era la continuación de la serie televisiva "Sandokán". Teresa volvió a ser una opción de última hora: la novia de Kabir Bedi iba a interpretar a la mestiza Jamilah, pero en el último momento rompieron su relación y se negaron a actuar juntos. Se contrató a Teresa, que viajó a Sri Lanka donde rodó la película. El film es pura acción y resulta una digna secuela de la serie, aunque por desgracia hubo problemas con la productora y en 1994 se filmaría una horrible segunda serie, obviando esta película y continuando directamente el primer "Sandokán". Hoy es un día "La tigre e ancora viva: Sandokan alla riscossa" es toda una rareza, difícil de localizar. Al director, Sergio Sollima, le fastidió no contar con la novia de Kabir Bedi y por ello fue crítico con Teresa "No tuve más remedio que utilizarla" dijo "pero no actuó demasiado bien". Prueba de su mala opinión de Teresa fue que la situó en el reparto por detrás de Mirella D'Angelo ¡que sólo salía cinco minutos!
Después de 1977 Teresa desapareció misteriosamente hasta que en 1981 volvería a la escena con dos películas. Es indudable que si como dice Brass, se quedó embarazada, fue durante este período de tiempo, en que aprovechó para cuidar de su bebé y allanar el terreno hacia una trayectoria que la desvinculase del género erótico. Pero no sería una labor fácil.


De arriba a abajo, cartel de cine de "Padre putativo" (1974), Alberto Lattuada, Miklos Jancso, Tinto Brass e imagen de Teresa en "Salon Kitty" (1976).

1 comment:

Anonymous said...

Awesome blog I enjoyed reading your info

[url=http://partyopedia.com]birthday party supplies[/url]